Metodología

EL CÁLCULO DE PRODUCCIÓN

El cálculo de producción de una instalación minieólica sigue tres pasos. En primer lugar se parte de la información climática disponible. Seguidamente, se define la posición del aerogenerador:

  • Tipo de entorno.
  • Altura del edificio y altura de los edificios del entorno.
  • Altura del buje del aerogenerador sobre el edificio o sobre el suelo.

Utilizando estas características se corrigen los datos climáticos con factores de corrección adecuados a cada tipo de emplazamiento y entorno, hasta obtener las distribuciones de velocidades y direcciones en el emplazamiento del aerogenerador a instalar.


Información climática

En cuanto a la información climática del viento, es fundamental conocer dos aspectos clave: la Rosa de viento y la distribución en velocidades (usualmente una distribución de Weibull).

En el siguiente ejemplo se muestra esta información climática para un determinado emplazamiento.


Ejemplo: distribución en dirección y velocidad del viento en un emplazamiento


La Rosa de viento del emplazamiento del ejemplo debe interpretarse como sigue:

  • La mayor parte de tiempo, en el emplazamiento vienen vientos de componente Norte y Nornoreste
  • En concreto, la dirección Norte supone más de un 25% del tiempo total y la dirección NNE más de un 20%
  • Puesto que el viento viene principalmente del Norte, se debe evitar que existan obstáculos en esa dirección para la instalación de un aerogenerador

La distribución de viento del emplazamiento del ejemplo debe interpretarse como sigue:

  • La mayor parte del tiempo (aprox. el 15%), el viento tiene una velocidad de unos 6 m/s
  • En el emplazamiento, apenas se dan velocidades superiores a 16 m/s.

Cálculo de producción

La distribución de velocidad de viento en un sitio, junto con la curva de potencia, se usa para calcular la producción de un aerogenerador instalado en él. A continuación se muestra cómo mediante un ejemplo.

Ejemplo: producción total de un aerogenerador


Se muestra finalmente la producción total esperada para la instalación propuesta, y el ahorro energético que ésto supone comparado con el gasto típico de una vivienda.

Puesto que la fuerza del viento es variable en el curso del año, la producción varía también a lo largo del año.




Ejemplo: producción de un aerogenerador